Una de las trabajadoras de la Fundación Sierra Minera atiende a una joven desempleada.

La Fundación Sierra Minera realiza más de 700 actuaciones provocadas por la Covid-19

La pandemia ha golpeado a toda la sociedad, sobre todo a los colectivos más vulnerables, en especial a las personas en riesgo de exclusión social. Esta situación ha provocado que la Fundación Sierra Minera registrara 713 actuaciones extra en su ejercicio del 2020.

Al margen de las 914 personas atendidas a través de los 10 proyectos subvencionados, otras 250 recibieron asesoramiento a través de los servicios de atención telefónica y presencial con cita previa. El cierre de las oficinas de la administración publica motivó que muchos ciudadanos de La Unión y Cartagena, sin apenas recursos, buscaran ayuda para gestionar asuntos como las solicitudes de prestaciones y subsidios del SEPE, información sobre las demandas de empleo del SEF u obtención de certificado tributarios, entre otros.

Además, uno de los motivos más frecuentes en las atenciones ha sido la información y tramitación del Ingreso Mínimo Vital, la nueva prestación gestionada por el Instituto Nacional de la Seguridad Social. Cerca de 200 personas han requerido asesoramiento e información sobre esta prestación por parte de los trabajadores de la entidad.

“Una gran parte de los vecinos de la zona son trabajadores del sector de la hostelería o la venta ambulante, por lo que vieron cómo sus ingresos desparecían por completo”, explica Antonio García-Vaso, coordinador del área social de la Fundación Sierra Minera, quien asegura que, si no fuera por esta ayuda, también se hubieran quedado “sin posibilidad de acceder a prestaciones compensatorias”.

Orientación e inserción sociolaboral

Un total de 381 personas en situación o riesgo exclusión social han participado en los proyectos de itinerarios de inserción sociolaboral. Casi la mitad de estos participantes son residentes de La Unión y el resto de la zona este de Cartagena: Alumbres, El Algar, El Beal, Los Nietos, etc.

El 30% de estos participantes, es decir unas 115 personas, consiguieron una experiencia laboral, a pesar de la dura situación atravesada por el mercado laboral. De hecho, para alcanzar esta cifra se han realizado tareas de prospección e intermediación laboral con un total de 133 empresas de la comarca del campo de Cartagena y se han gestionado más de una veintena de ofertas de trabajo.

También se han llevado a cabo tareas de dinamización comunitaria e inclusión. Gracias al proyecto Barrio San Gil se ha atendido a un total de 95 personas en riesgo de exclusión social residentes en dicha zona del municipio de La Unión. Con esta población se han desarrollado actuaciones grupales de carácter socioeducativo y de dinamización comunitaria.

Por otra parte, el proyecto Fénix de intervención socioeducativa con jóvenes vulnerables ha desarrollado actividades de refuerzo y apoyo educativo de manera semipresencial con un total de 35 participantes.

Formación para el empleo

 Durante el año 2020 se ha aumentado el número de cursos impartidos desde la entidad, en total se han realizado una decena de cursos presenciales de diferentes materias: limpieza de superficies, jardinería, cocina, restaurante y bar, comercio, almacén o ayuda a domicilio. Estas formaciones, dirigidas a personas desempleadas, en su mayoría en situación de vulnerabilidad social, han sido subvencionadas por el Ayuntamiento de Cartagena, SEF, IMAS o la Consejería de Educación y Cultura.

En cuanto a la afluencia de participantes, 147 personas han realizado alguno de estos cursos de formación ocupacional, lo que supone un incremento del 19% con respecto al año 2019 (124 participantes). Del total de estos alumnos, 84 eran personas ya incluidas en los proyectos de orientación e inserción laboral que realizaron algunas de las formaciones contempladas en dichos proyectos. Los 63 alumnos restantes han sido participantes de acciones formativas independientes.

De esta forma, la Fundación ha conseguido aumentar en un 24% el número de alumnos con certificación en sus cursos. El 78% de estos participantes (115 personas) obtuvieron esta acreditación, frente a los 93 del año pasado.  Respecto a las prácticas en empresas, unos 44 alumnos pudieron realizarlas, una cifra que ha disminuido un 21% por las dificultades de la pandemia en el tejido empresarial de la zona.

Antonio García-Vaso, atención social, Cartagena, entidad social cartagena, formación, Fundación Sierra Minera, ingreso mínimo vital, La Unión


La Fundación Sierra Minera es una entidad sin ánimo de lucro que aglutina al tejido asociativo y trabaja por el desarrollo de la Sierra Minera de Cartagena-La Unión.