El proyecto LABOR se adapta para seguir ofreciendo recursos formativos y laborales a los jóvenes

Los profesionales han centrado su trabajo en atenciones no presenciales para continuar prestándoles orientación, atención social, recursos para la formación y la activación así como apoyo a la búsqueda de empleo

A pesar de las medidas excepcionales tomadas para la contención de la epidemia desde el pasado 14 de marzo, el proyecto LABOR ha continuado su marcha, aunque para ello se ha visto obligado a adaptar la forma en que se atiende a los jóvenes participantes, centrándose durante estas semanas en los contactos y actividades no presenciales.

De este modo, los jóvenes de La Unión y Cartagena, se encuentran recibiendo asesoramiento y seguimiento sobre su situación y la de sus familias en estos momentos tan complicados, tanto en los temas de índole más social como en los aspectos de tipo laboral y formativo.

Desde el ámbito social se ha estrechado la coordinación con los Servicios Sociales municipales y con otras entidades de la zona con el fin de canalizar las demandas de estas familias hacia los recursos sanitarios, de prevención, alimentación y otros de primera necesidad que se han dispuesto en ambos municipios.

También se ha informado y apoyado sobre los procedimientos de solicitud de ayudas (ayudas de emergencia municipales, renta básica de inserción, etc.), así como otras cuestiones relacionadas con el derecho a la vivienda y el acceso a los suministros de electricidad y agua.

Desde el ámbito de orientación, inserción y prospección laboral se prosigue ofreciendo asesoramiento a los jóvenes sobre los mecanismos para realizar trámites telemáticos tanto con el SEF y SEPE: solicitudes de citas, renovación o nuevas altas como demandantes de empleo, solicitudes de prestaciones e información sobre nuevas ayudas dirigidas a los trabajadores.

Por otra parte, se ha mantenido el apoyo para la inserción laboral, en la búsqueda de ofertas y alta en páginas web de empleo, el contacto con empresas en sectores de actividad que en estos momentos siguen funcionando y pueden tener necesidades de personal (rama agraria, distribución alimentaria, almacenes y logística, limpieza, servicios socio-sanitarios, etc.) y gestionando ofertas de trabajo directamente con dichas empresas.

En el ámbito de la formación, el proyecto LABOR sigue trabajando para mejorar las competencias y habilidades de los jóvenes, y por ello se encuentra adaptando los contenidos y materiales de los talleres sobre habilidades prelaborales, herramientas TIC e igualdad de género pendientes de impartir para poder llevarlos a cabo durante las próximas semanas a través de los dispositivos móviles e informáticos.

Dicha modalidad de formación online y gratuita, cuya oferta se ha visto ampliada en estas circunstancias por parte de distintas entidades, es también una de las propuestas que desde el proyecto LABOR se está haciendo hincapié con los jóvenes participantes, con la finalidad de que aprovechen las semanas de confinamiento para ampliar su currículo formativo en aquellos temas que sean de su interés.

El alumnado del curso de formación ocupacional de “Actividades Auxiliares de Comercio y Almacén”, iniciado en el mes de enero, tuvo que ver interrumpido el curso a tan solo dos días de finalizar la formación teórica debido a la declaración del estado de alarma. Los 18 participantes han visto suspendida  también la posibilidad de realizar 80 horas de prácticas en empresas, esperando que pueda retomarlo en cuanto las circunstancias así lo vuelvan a permitir.

La formación ocupacional de “Operaciones Básicas de Restaurante y Bar”, cuyo inicio estaba previsto en el proyecto LABOR para este mes de abril, deberá esperar a que las autoridades vuelvan a permitir el desarrollo de este tipo de actividades presenciales, por lo que se ha aprovechado este tiempo para terminar de ultimar los contenidos y actividades que se impartirán tan pronto sea posible.

En el ámbito de activación, se está trabajando en la motivación de los jóvenes para evitar que les afecte el desánimo, para lo cual se han elaborado diferentes recursos y materiales online que han permitido, además, reforzar el vínculo de los técnicos del proyecto con los participantes. Se han elaborado y difundido videos formativos sobre habilidades sociales, competencias personales, orientación laboral y vocacional y se ha diseñado una guía de recursos formativos online.

Entre otras iniciativas de activación, destaca también #MiVentanaFSM: un espacio abierto a través de las redes sociales y whatsapp que se ofrece para ocupar el tiempo libre en casa de manera activa y positiva. Este espacio ha recogido hasta el momento una guía para sobrellevar el confinamiento, en la que se recogen propuestas para organizarse y aprovechar el tiempo a través de distintas actividades de carácter creativo, deportivo, cultural, para el control de las emociones y la ansiedad, etc. Esta guía se ha ido complementando con la elaboración de videos con retos y propuestas de actividades de ocio interactivo a nuestro lado.

Por último, hemos realizado un trabajo de coordinación con la Red de Lucha contra la Pobreza y la Exclusión Social de la Región de Murcia (EAPN-RM) para mantener información actualizada sobre los nuevos procedimientos y recursos que se han ido estableciendo cuyos beneficiarios fueran los jóvenes en situación de mayor vulnerabilidad.

El proyecto LABOR de mejora de la empleabilidad dirigido a jóvenes en situación o riesgo de exclusión social está subvencionado por el Instituto Murciano de Acción Social (IMAS) y cofinanciado por el Fondo Social Europeo.

 

         

Tags: , , , , ,


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

La Fundación Sierra Minera es una entidad sin ánimo de lucro que aglutina al tejido asociativo y trabaja por el desarrollo de la Sierra Minera de Cartagena-La Unión.